El 2018 llega a su fin así que quería aprovechar la ocasión para desearos a todos un feliz año 2019. Espero que este año que comienza venga cargado de buenos momentos para compartir y recordar. Que sea un año en el que todos vuestros proyectos salgan adelante. Y ante todo, y aunque ya lo haya dicho, que podáis ser muy felices durante los 365 días que tenemos por delante.

Pero antes de dar comienzo al 2019 tenemos que despedir a 2018. Espero que haya sido un buen año para todos vosotros. Para mi ha sido un año intenso, lleno de emociones y en el que he intentado exprimir cada minuto. No me voy extender haciendo un balance exhaustivo de todo lo que ha acontecido a lo largo de este año, no quiero aburrir a nadie. Pero no puedo evitar asociar 2018 a una persona importante, de esas que marcan tu vida desde tu infancia y que tendrás siempre presente.

No tenía muy claro la foto con la que quería felicitaros este nuevo año. Al final he decidido conpartir con todos vosotros el que he bautizado como el error del año. Una de esas fotos que llevas varios meses planificando y que cuando llega el momento esperado metes la pata y el resultado no es el correcto. Pero bueno, todos somos humanos, todos cometemos errores, y yo no iba a ser una excepción. Por eso he decidido mostrar esa foto, porque soy humano y cometo errores. Este es uno de los muchos que he cometido a lo largo de 2018 y espero cometer más en 2019. Lo importante es ser consciente de ellos y aprovecharlos, aprender de ellos. Nuestros errores son una gran oportunidad para seguir creciendo, no la dejemos escapar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.