¡A comer! ¡Buen provecho! Es lo único que puedo decir al recordar a ésta cebra comiendo mientras ignoraba las miradas de los que habíamos acudido ese día al parque de la naturaleza de Cabárceno para contemplar su belleza.

  • Apertura: F5.3
  • Velocidad de obturación: 1/320 s
  • ISO: 100

 

Deja un comentario