Esta pareja de cigüeñas construyó su nido sobre la torre de la iglesia de Laguna de Duero. No son las únicas en el pueblo, ni las únicas de su especie habitando lo más alto de la torre, pero si las que captaron mi atención mientras compartían la mañana del domingo en su nido. Las miro y me siguen transmitiendo lo mismo: ternura, complicidad, amor.

  • Apertura: F5.6
  • Velocidad de obturación: 1/1600 s
  • ISO: 100

 

Deja un comentario