No me preguntéis a qué variedad pertece esta flor azul es porque no sabré responderos. Lo único que puedo decir sobre esta flor azul es que me pareció bonita con esas gotas de agua sobre sus delicados pétalos.

Es una de esas fotos que no vas buscando pero que sientes la necesidad de hacer. Afortunadamente llevaba mi cámara compacta conmigo cuando me encontré con ella, porque fue imposible decirla que no. Fue como un imán que hizo que clavara mi vista en ella, y no me dejo separarla hasta que no ecuchó el sonido del obturador.

Su tamaño, su color, su ubicación… No sabría decir que fue lo que me sedujo, seguramente nada en especial pero todo en su conjunto.

  • Apertura: F3.4
  • Velocidad de obturación: 1/60 s
  • ISO: 100

 

Deja un comentario