Las fotos de flores tienen algo especial. Esta flor bicolor llamo mi atención mientras paseaba cerca del castillo de Vimianzo. Me gusta especialmente el contraste de sus colores sobre el fondo verde.

No es una de esas flores espectaculares con las que nos sorprende la naturaleza. Ni la foto tampoco es que sea nada especial. Todo es muy normalito, pero me gusta. Seguramente por los recuerdos que me trae. Por el recuerdo de esos días tan agradables que pasé en Galicia, a los que mi mente vuelve cada vez que veo de nuevo esta foto.

  • Apertura: F5.6
  • Velocidad de obturador: 1/100 s
  • ISO: 800

 

Deja un comentario