Y si me descuido un poco Cupido me deja sin foto. Bueno, para ser realista me hubiera dejado sin flecha para la foto, que para las fotos ya no había vuelta atrás.

Este año no voy a comentar nada acerca de mi opinión acerca de San Valentín y el 14 de Febrero. No voy a repetir la misma historia todos los años, que luego me vais a llamar pesado (y con razón). Esta vez me planteé esta fecha como la oportunidad para hacer una foto con su temática aprovechando la ternura y el amor que transmiten los bebés. En la foto sólo se ve la flecha realizada en plan casero a partir de un palito de esos que dan a los niños con un globo y un poco de goma eva roja, pero también había un arco hecho con una percha, un poco de lana y más goma eva. Opté por prescindir del arco para esta foto porque no lo veía seguro para un bebé de 5 meses, y la seguridad es lo primero. Pero sí lo usé con un niño de 4 años para el que resultaba mas adecuado.

Desde que he visto la foto se me ha metido la cabeza que tenía que ir en blanco y negro. No es que no me gustase en color, pero ha sido de esas fotos que las visualizas en blanco y negro en tu cabeza y ya no hay forma de querer presentarla de otra forma. El mantener el color de la flecha ha sido un poco por mantener el simbolismo de la imagen con el día de hoy, aunque no he podido evitar bajarle un poco la saturación para que se integrara mejor en el resto de la imagen. El rojo original de la flecha era demasiado intenso hasta para Cupido

Deja un comentario