La madera dibuja con sus líneas esta fachada compuesta por múltiples formas geométricas que delimitan los espacios que ocupa la piedra, un ejemplo de la arquitectura tradicional en la Sierra de Francia. Piedra y madera que nos recuerdan cómo se hacían las cosas hace algún tiempo. Esta imagen me trae a la mente una cosa: tradición. Algo que forma parte de nuestra historia, sigue vivo en el presente y que es bonito pensar que lo seguirá estando en el futuro. Pero no todas correrán la misma suerte, algunas se perderán y otras seguirán vivas por mucho tiempo. Aunque es cierto que algunas es bueno que desaparezcan, que algo se lleve haciendo mucho tiempo no significa que sea algo positivo hacerlo, muchas veces da pena pensar que algunas se perderán simplemente por no prestarlas suficiente atención, porque en ocasiones no sabemos darles el valor que tienen antes de lamentarnos por haberlas dejado desaparecer.

  • Apertura: F5.6
  • Velocidad de obturación: 1/125 s
  • ISO: 100

 

Deja un comentario