Que bonito es contemplar esos atardeceres de invierno en los que los cálidos colores del cielo contrastan con el frío que registra el mercurio, esos que sólo pueden sentirse cálidos detrás de un cristal. Si bien la vista puede hacernos percibir un poco la calidez que esconden los colores, la desnuda silueta de los árboles nos devuelven a la fría realidad de los días de invierno.

  • Apertura: F13
  • Velocidad de obturación: 1/125 s
  • ISO: 200

 

Deja un comentario